Día Mundial de la Salud Mental 2018

Educación inclusiva, salud mental positiva en el Día Mundial de la Salud Mental

Con el eslogan del Día Mundial de la Salud Mental, la Confederación Salud Mental España busca apelar de manera directa a los jóvenes. Trata de concienciarles de la importancia de la salud mental y una buena educación en este ámbito. También se pretende impedir los augurios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos apuntan a que en el futuro los problemas de salud mental serán la primera causa de discapacidad en el mundo.

Es una oportunidad para proyectar sobre la sociedad una imagen nueva y positiva de lo que significa la salud mental. Se entiende por educación inclusiva un sistema donde se provee al alumnado un aprendizaje nuevo. Por lo tanto aprendizaje de espacios, entornos y apoyos efectivos para que concurra en una verdadera igualdad de oportunidades. Todas las personas somos sujetos participantes del proceso educativo: escuela, familia, amigos, medios de comunicación, sanitarios…Es de vital importancia que docentes y profesionales sanitarios dominen el lenguaje de la inclusión. También que se establezcan itinerarios de formación para tal fin.

Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación

Uno de los aspectos clave de la etapa juvenil y de los primeros años de la edad adulta es la sucesión de cambios que se experimentan en este periodo. En primer lugar el cambio de colegio o de vivienda, la entrada en la universidad o en el mercado laboral. Además los cambios en las relaciones sociales y familiares, etc. Estas nuevas situaciones, aunque deseadas, pueden actuar como importantes generadores de estrés. Porque posicionan a los jóvenes en una situación de especial vulnerabilidad para el desarrollo de problemas de salud mental. A este respecto, aunque la mitad de los problemas de salud mental se inician en esta etapa, muchos jóvenes no suelen ser diagnosticados ni tratados.

El uso cada vez mayor de las tecnologías en línea, que sin duda tienen muchos beneficios, puede generar tensiones adicionales. Cada vez es mayor la conexión a las redes virtuales en cualquier momento del día o la noche. En el Día Mundial de la Salud Mental, también hay muchos adolescentes que viven en zonas en conflicto; de desastres naturales y epidemias. Los jóvenes que viven estas situaciones son particularmente vulnerables a la angustia y las enfermedades mentales.

En estos tiempos los jóvenes corren más peligro que nunca

La transición de la niñez a la etapa adulta puede resultar abrumadora para los jóvenes involucrados. Especialmente si sumamos el desarrollo de un trastorno mental a estos cambios. La mitad de los trastornos de salud mental aparecen a los 14 años; alrededor del 75% a los 24 años.

El suicidio, segunda causa de muerte entre los jóvenes, es un problema que se puede prevenir por completo. A él no se destinan los medios y recursos humanos suficientes.

Finalmente, la identidad de género es un aspecto que es explorado durante la juventud. También puede poner en riesgo el bienestar de este grupo de población. El Día Mundial de la Salud Mental insistimos en la necesidad de desarrollar ambientes de apoyo y de aceptación a estos menores. El objetivo es el de asegurar la máxima protección a nuestros jóvenes.

Cada vez son más numerosas las pruebas de que la promoción y la protección de la salud del adolescente es beneficiosa. No solo para la salud a corto y a largo plazo, sino también para la economía y la sociedad. Adultos jóvenes sanos podrán contribuir mejor a la fuerza laboral, a sus familias y comunidades, y a la sociedad en su conjunto.

La OMS ha querido también insistir en la importancia estratégica de proporcionar una mayor inversión. El objeto es la implementación de programas integrales, integrados y basados en la evidencia para la mejora de la salud mental de los jóvenes.

La prevención empieza por un mejor conocimiento

Es mucho lo que se puede hacer para ayudar a crear resiliencia mental desde edades tempranas. Se pretende evitar la angustia y las enfermedades mentales entre los adolescentes y los adultos jóvenes. Asimismo tratar las enfermedades mentales y lograr la recuperación. La prevención comienza por conocer y entender los signos y síntomas precoces que alertan de una enfermedad mental. En las escuelas y otros entornos comunitarios se puede prestar apoyo psicosocial, y, por supuesto, se puede iniciar, mejorar o ampliar la capacitación de los profesionales sanitarios para que puedan detectar y tratar los trastornos mentales.

La inversión pública y la participación de los sectores sociales, de salud y de la educación en programas integrales, integrados y basados en evidencias para la salud mental de los jóvenes son esenciales. Esta inversión debe vincularse con programas que den a conocer a los adolescentes y a los adultos jóvenes cómo cuidar su salud mental y que ayuden a sus compañeros, padres y maestros a saber cómo prestar apoyo a sus amigos, hijos y alumnos. Este es el objetivo del Día Mundial de la Salud Mental de este año.

 En Psicología Relacionarte  nos implicamos y trabajamos en la prevención y la protección de la salud mental de niños, adolescentes y jóvenes con el fin de evitar caer en la aparición de este grave problema y en la solución de sus secuelas.

2018-10-20T17:52:40+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.