Cuidar de la salud mental a través del ejercicio

Cantidad de ejercicio recomendado

Teniendo en cuenta las recomendaciones del sistema de salud, la frecuencia de ejercicio semanal recomendada es de aproximadamente 150 minutos. Todos sabemos que el ejercicio es bueno para el cuerpo, pero también el ejercicio es beneficioso para nuestra salud mental . Es una parte importante del tratamiento para los que sufren problemas mentales, como ansiedad, TDAH y depresión, pero lo mejor es que no es necesario ser un fanático de la actividad física para obtener sus beneficios. No importa tu condición física o edad, puedes establecer la diferencia incluso con cantidades moderadas de ejercicio.

El ejercicio es beneficioso para nuestro cerebro

Las personas que hacen ejercicio regularmente encuentran que les proporciona una sensación de bienestar importante. Duermen mejor por la noche, se sienten más relajados, tienen una memoria más nítida, se sienten más seguros de sí mismos y con más energía durante el día. Algunos expertos afirman que el ejercicio es beneficioso para nuestra salud mental. Lo hace al aumentar los niveles del  neurotransmisor serotonina, que hace funciones de neuromodulador. Otras teorías incluyen la liberación de endorfinas, la interrupción de la tensión muscular (que disminuye el dolor físico y mejora el sueño), la interrupción de ciclos de pensamientos negativos y mejoras en la autoestima.

El ejercicio puede prevenir el deterioro cognitivo

Se sabe que una serie de factores contribuyen al deterioro cognitivo relacionado con la edad. Las enfermedades degenerativas y del envejecimiento, como el Alzheimer, matan las células cerebrales, es como si la cabeza se encogiese, perdiendo muchas funciones cerebrales importantes en el proceso. Aunque suene desagradable, es cierto: nuestros cerebros se vuelven un poco “espesos” a medida que envejecemos. Por supuesto, el ejercicio no puede curar el Alzheimer, pero el ejercicio es beneficioso para nuestra salud mental porque puede ayudar a apuntalar el cerebro contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad (que comienza después de los 45 años). El ejercicio estimula los neuroquímicos cerebrales que apoyan y previenen la degeneración de la parte del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria (hipocampo).

El ejercicio puede combatir la depresión

Entre las razones por las que el ejercicio es beneficioso para nuestra salud mental es que es un potente antídoto contra la depresión. Promueve diversos cambios en el cerebro, como la reducción de la inflamación, el crecimiento neuronal y nuevos patrones de actividad (que promueven sentimientos de bienestar y calma). El ejercicio desencadena la liberación de endorfinas y serotonina que nos hacen sentir bien y energetizan nuestros espíritus. También puede servir como un momento para salir del ciclo de pensamiento negativo del que se alimenta la depresión. El ejercicio puede tratar la depresión de leve a moderada, a la vez que llevar una rutina de ejercicios puede evitar tener una recaída.

El ejercicio puede aumentar la memoria

La actividad física puede mejorar la capacidad para retener y almacenar recuerdos, y también la capacidad para aprender cosas nuevas. La producción de células en el hipocampo aumenta debido al ejercicio regular, lo que aumenta el desarrollo del cerebro y su poder. Las células cerebrales se vuelven más sanas, crecen nuevos vasos sanguíneos en el cerebro y, con más flujo de sangre, el cerebro está más lúcido.

El ejercicio puede combatir el estrés

Cuando estamos bajo el estrés, nuestros músculos (especialmente el rostro, el cuello y los hombros) pueden estar tensos; podemos sentir calambres musculares, un pulso acelerado o una opresión en el pecho. Otros síntomas de estrés a largo plazo pueden ser dolor de estómago, acidez estomacal, insomnio, micción frecuente o diarrea. A su vez, la incomodidad y la preocupación por estas señales físicas pueden provocar aún más estrés. Este ciclo se puede romper haciendo ejercicio, lo que ayuda a aliviar la tensión y relajar los músculos. Una vez que nuestro cuerpo se sienta mejor, nuestra mente también lo hará, ya que los dos están estrechamente relacionados. Así, una vez más el ejercicio es beneficioso para nuestra salud mental.

El ejercicio ayuda a nuestra autoconfianza

Probablemente te hayas sentido estupendamente después de una sesión de entrenamiento sudorosa. La buena forma física puede conducir a una autoimagen positiva y aumentar la autoestima. Puede elevar rápidamente tu percepción de atracción, independientemente de tu complexión, peso, edad o sexo. El ejercicio te da una sensación de logro, te hace sentir y verte mejor y te fortalece. Sólo con mirarte al espejo después de las sesiones de entrenamiento vestido con indumentaria de gimnasio puede aumentar tu autoestima; puede hacerte salir del gimnasio sintiéndote tranquilo y contento.

Es un hecho que estar físicamente activo es beneficioso para nuestros cuerpos. Nuestra salud física y nuestra salud mental están estrechamente relacionadas. Así, la actividad física también puede ser muy beneficiosa para nuestra salud mental y nuestro bienestar. Estar activo no significa que debas pasar horas en el gimnasio, si eso no te atrae. Busca actividades físicas que te gusten y piensa en cómo incluirlas en tu vida diaria. Pero si necesitas algo de inspiración para moverte y sentirte mejor, es posible que este video de Mind te resulte útil.

2018-08-10T21:56:54+00:00