Qué es mindfulness o atención plena

Mindfulness o atención plena se define como prestar atención intencional al momento presente sin juzgarlo. Al llevar conscientemente nuestra atención al momento presente, podemos relacionarnos directamente con lo que está ocurriendo en nuestras vidas de una manera nueva. Es un estado de atención activa y abierta al presente que abarca observar los pensamientos y sentimientos propios sin juzgarlos como buenos o malos. Se trataría de ser más bien un científico en vez de juez. Siempre que creamos una conciencia de lo que estamos haciendo o experimentando directamente en el cuerpo y en la mente, estamos siendo conscientes.

Tradiciones

La meditación de la atención plena proviene de las antiguas tradiciones meditativas budistas que se originaron hace más de 2,500 años. Dentro de estas tradiciones, las enseñanzas de la atención plena son la práctica principal para comprender el sufrimiento y sus causas, y el camino hacia una mayor libertad y paz.

La atención plena se encuentra universalmente en muchas de las grandes filosofías, religiones y psicologías del mundo. Su práctica fomenta una vida de plenitud, apoyando nuestra capacidad de estabilizar gradualmente la mente y el corazón. Así ayudaríamos a cultivar una sabiduría y compasión más profundas.

Beneficios

Cuando estamos atentos, reducimos el estrés, mejoramos el rendimiento, obtenemos conocimiento y conciencia a través de la observación de nuestra propia mente.

La meditación de la atención plena nos da un momento en nuestras vidas en el que podemos suspender el juicio, acercándonos a nuestra experiencia con calidez y amabilidad, con nosotros mismos y con los demás.

Muchas investigaciones científicas muestran los resultados favorables para aquellos que practican la atención plena:

  • reducción de los niveles de estrés,
  • reducción del ruido mental,
  • protección contra la depresión y la ansiedad.

La investigación incluso sugiere que la atención plena puede ayudar a las personas a enfrentar mejor el rechazo y el aislamiento social.

Sobre la atención plena

  1. La atención plena no es oscura ni exótica. Nos es familiar porque es lo que ya hacemos, cómo ya somos.
  2. La atención plena no es algo especial y añadido que hacemos. Ya tenemos la capacidad de estar presentes, y no requiere que cambiemos quiénes somos. Podemos beneficiarnos a nosotros mismos, a nuestros seres queridos, a nuestros amigos y vecinos, a las personas con las que trabajamos.
  3. No necesitamos cambiar.  La atención plena reconoce y cultiva lo mejor de lo que somos como seres humanos.
  4. La atención plena tiene el potencial de convertirse en un fenómeno social transformador, porque:
  5. Cualquiera puede hacerlo. La práctica de la atención plena cultiva las cualidades humanas universales y no requiere que nadie cambie sus creencias. Todos pueden beneficiarse y es fácil de aprender.
  6. Es una forma de vivir.  La atención plena es más que una simple práctica. Trae conciencia y cuidado a todo lo que hacemos, y reduce el estrés innecesario.
  7. Está basada en evidencia. Tanto la ciencia como la experiencia demuestran sus beneficios positivos para nuestra salud, felicidad, trabajo y relaciones.
  8. Provoca creatividad. A medida que tratamos con la complejidad e incertidumbre crecientes en nuestro mundo, la atención plena puede llevarnos a respuestas más efectivas, resistentes a problemas aparentemente insignificantes.

En Psicología Relacionarte te ayudamos a mejorar tu bienestar psicológico, uno de los grandes objetivos a realizar en nuestra vida. Por eso te enseñamos a desarrollar una actitud vital y positiva, asociada con la atención en el presente. Así es posible mejorar la relación con uno mismo y con los demás, con una motivación de caminar hacia una integración para el beneficio propio y de los demás.